Alejandro

ALEJANDRO

Alejandro de la Sota (1913-1996) acostumbraba a decir que admiraba a algunas personas en mayor medida por lo que callaban que por lo que decían. A tal fin, posiblemente, silenció su obra más temprana, en la mayoría de los casos pequeñas obras de “interior”, persiguiendo una radicalización de su discurso.

_

Hace algún tiempo decidí realizar mi Tesis Doctoral, el mismo año que comencé a ser profesor…y todo, para más orgullo, en la Escuela Técnica Superior de arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid donde también cursé mi carrera.

Aquel año fue inolvidable, salía de una clase como alumno y entraba en otra como profesor… y todo esto me hizo recuperar mi curiosidad por la arquitectura y los interiores que, el día a día en el estudio, había oxidado un poco…

Y me hizo volver a estudiar y a estudiar dibujando, como a mi me gusta… y cómo no, busqué un tema para mi Tesis que obligatoriamente tuviese un pie en la arquitectura y otro en los interiores porque, sencillamente, así es como me siento cómodo.

Alejandro de la Sota afirmaba con gran valentía que “la arquitectura y la decoración son la misma cosa” y, si lo dice el maestro, yo me lo creo.

Pequeñas tiendas, maravillosas tiendas realizó D. Alejandro en sus primeros años de profesión que apenas han sido estudiadas, dejándolas en la historia como “obra menor”. Sin embargo hay mucho que aprender de esas “pequeñas” obras realizadas con la misma intensidad que su “grandes obras” estudiadas por todos hasta la saciedad.

Mariano

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!