Ignacio

IGNACIO

Quizá hablar de alguien que va por la vida con un cuaderno de hojas negras y dibuja con lápiz blanco resulte algo extraño, pero es que Ignacio trabaja con luz, y la luz se dibuja así.

_

Ignacio Valero pertenece al bonito mundo de los “diseñadores de iluminación” que no es más que gente sabia que lee los proyectos de otros arquitectos e interioristas y los traduce en luz de día y luz de noche.

Pero Ignacio, sobre todo, es mi amigo con el que hablo de todo, con el que comparto infinitas conversaciones sobre millones de temas y de todos ellos siempre me aporta una nueva forma de verlos.

Nos conocimos con el proyecto del Museo del Niño en Albacete, donde un “cielo estrellado” de colores bañaba todo el edificio. La luz del sol entraba por el mismo lugar donde debían estar las luminarias, así, la noche y el día, tendrían una cosa en común: la luz.

Más adelante hicimos un restaurante de mimbre… donde el mismo material de todos los cerramientos de las urbanizaciones de alrededor serviría de única decoración y sencillamente con la luz, pasó de ser un material “pobre” a ser de oro. Qué más se puede pedir!

Pero quizá el proyecto más mágico que hemos hecho haya sido el diseño de una fiesta en Miami… extraño, ¿verdad?

Como no podía ser de otra forma decidimos trabajar con luz! Quinientas luminarias fabricadas por nosotros reprodujeron la bahía de Miami haciendo que los invitados flotasen entre ellas y, por supuesto, hicimos homenaje a los neones de sus edificios modernistas. El resto fue fácil: música, buena bebida y a bailar!!!!!

Fotografía superior: Restaurante Al Punto.
Fotografía central: Museo del Niño.
Fotografía inferior: Lammermoor Miami.

 

Web Ignacio Valero: www.ignaciovalero.com

Mariano

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!