Xandra

XANDRA

Éramos jóvenes, muy jóvenes cuando Xandra me encargó reformar su casa familiar… y claro, como éramos jóvenes, muy jóvenes discutimos, y discutimos mucho, pero con el tiempo pienso que todo salió bien y que la razón fue que, sencillamente, éramos jóvenes, muy jóvenes pero, sobre todo éramos buenos, muy buenos amigos!!

_

Y con el tiempo, ya no tan jóvenes (bueno ella sí…) nos hemos vuelto a encontrar y podría decirse que estamos trabajando juntos en varios proyectos… y ya no discutimos porque, sencillamente, ya no somos tan jóvenes (bueno ella sí…).

Lo último han sido unas oficinas rosas… nada más y nada menos que rosas!!! Aunque a mi me gusta llamarlas “unas oficinas felices”. Pero esas oficinas sólo son una parte del edificio que, poco a poco, estamos transformando para devolver la alegría que tuvo al principio… cuando su padre lo construyó!!!

Terrazos, hormigones, instalaciones, patios interiores… todo puede tener una gran belleza si lo miramos con alegría y lo tratamos con el mimo suficiente.

Pero lo bueno de todo es que nos vemos, y nos reímos, e imaginamos, y nos animamos… y aunque yo soy su arquitecto y ella mi propiedad, cuando hacemos todo esto somos uno solo, y volvemos a ser jóvenes, muy jóvenes. Qué bien saldrían las cosas si siempre fuese así!!!

Fotografías: “Unas oficinas felices”
Fotógrafo: Asier Rua.

Mariano

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!