QUÉ HA PASADO CON LA CORTINA ENTRE LOS MODERNOS??? _04

La historia de la casa Farnsworth y sus cortinas es fascinante… la gran polémica entre el arquitecto y su clienta fueron unas sencillas cortinas. Pero qué tendrán??? Mies creó una de las casas más maravillosas de la historia, todo vidrio!!!

Pero claro, ya sabemos que los vidrios de Mies casi siempre han ido acompañados de sus amigas las cortinas… aquellas que, como en la Casa Tugendhat, elegía con esmero su colaboradora Lilly Reich. Pero en este caso fue la propietaria quien decidió añadirlas, en contra de la voluntad de Mies, para convertir la casa en un lugar “vividero”.

La revista americana House Beautiful aprovechó la ocasión para arremeter contra el movimiento moderno y con el famoso “less is more” de Mies… poniendo como ejemplo de “mala arquitectura” la Casa Farnsworth y denunciando un “uso masivo del cristal sin mecanismos correctivos para la sombra o la privacidad”. Qué de palabras complicadas para decir que le hacían falta unas cortinas!!! Pero no seré yo quien diga cuál de los dos tenía razón… la historia, curiosamente, le ha dado la razón a la señora Farnsworth pues la casa mantiene los textiles, pero eso es lo de menos.

Prefiero hacer otra mirada y sacar otro tipo de conclusiones de nuestro tiempo actual, porque aunque parezca mentira, seguimos discutiendo como lo hicieron Mies y su clienta en esta casa.

Una vez más el marujeo, el topicazo… se ha mantenido y, sin embargo como suele pasar, se olvidan las circunstancias!!! Porque la historia se repite una y otra vez y los arquitectos (replicando orgullosamente a Mies setenta años después), nos seguimos indignando cuando una mujer quiere poner unas simples cortinas delante de sus ventanas!!!

Y sí, quizá la Casa Farnsworth necesitaba de unas bonitas cortinas para poder vivir en ella…

CCI22052017_00000